Ciudad de México - Un gracias enorme para Dios y a cada hermana que con su arrojo, generosidad y entrega llena de entusiasmo y confianza, han trabajado por dar respuesta a las necesidades de la provincia y han forjado en las nuevas hermanas el carisma salesiano. 25 años de la bondad del Señor.

Ver Albúm Fotográfico

 

NOTICIAS DE FAMILIA

 

VER TODAS LAS PUBLICACIONES